Amazing Thailand

El blog de Tailandia -ventisca

Entrevista a Kris Ubach

Kris se define así en su bío: De pequeña quería ser veterinaria, paracaidista o estrella del rock. Pero las circunstancias, la suerte y una pasión por el viaje que tengo anclada en el alma, me llevaron a ser fotoperiodista. Aunque no llegué a ejercer ninguna de las tres profesiones que me entusiasmaban de niña, he conseguido que mi trabajo tenga mucho contacto con la naturaleza, emociones fuertes y (de vez en cuando) cierto glamour. He dado varias vueltas al mundo, y desde hace quince años colaboro en las principales revistas de viajes y guías tanto españolas como extranjeras. Aunque no las canto con un micro en la mano, con los años he descubierto que contar historias es mi verdadera vocación.
 
Para seguir sus aventuras
 
Instagram: https://www.instagram.com/krisubach/
 
FB https://www.facebook.com/kris.ubach/
 
Twitter https://www.twitter.com/krisubach/
 
Todas las fotos de esta entrevista pertenecen a Kris Ubach
 
1.- Siempre te has definido más como aventurera viajera que como fotógrafa… ¿Qué fue primero???
 
Si definimos “fotógrafa” como “alguien que hace fotos”, entonces hacer fotos fue lo primero, porque de pequeña ya empecé a hacer experimentos con la Contaflex de mi padre. ¡Llegué incluso a construirme una cámara pinhole con una caja de zapatos! Luego llegaron los primeros grandes viajes: a los 19 años me fui a Estados Unidos y allí me pasé un mes recorriendo el estado de Nueva York y el Sur de Canadá en un coche de alquiler, lo que podríamos definir como mi gran primera aventura viajera. Convertirme en fotógrafa profesional vino después.
 

En Tailandia

En Tailandia

 
2.- ¿Cuál fue tu primer viaje a Tailandia?
 
Hace quince años. Me fui un mes por mi cuenta y recuerdo que fue un viaje de grandes descubrimientos: aprendí mucho sobre la cultura thai pero también sobre mi misma. Recorrí la región del Norte y lo que mejor recuerdo es los días que estuve viviendo con una familia de la etnia lahu, en las montañas, cerca Mae Hong Son. Fue una experiencia bastante exigente ya que me tocó andar muchos kilómetros bajo la lluvia y con el barro hasta las rodillas, dormir en una estera de paja en el suelo (muy cerquita de las gallinas), aguantar picaduras de toda clase de insectos,… Pero vi que mis límites eran mucho más grandes de lo que había creído. Me quité muchas chorradas viendo como aquellas personas, a pesar de vivir con lo mínimo, seguían siendo tremendamente alegres y espirituales.
 
En su primer viaje a Tailandia

En su primer viaje a Tailandia

 
Algunos años después volviendo a Tailandia

Algunos años después volviendo a Tailandia

 
3.- ¿Quedan muchas aventuras por descubrir o el mundo es cada vez más pequeño???
 
Una vez, un gran viajero me dijo: “Cuanto más viajas, más te queda por conocer.” Y eso es algo absolutamente cierto. Ahí tienes el mapa con un país en el que nunca has estado. Viajas a él y cuando estás allí te das cuenta de cuantos miles de cosas no vas a poder ver, probar, experimentar… Yo soy de las que piensa que el mundo es, en realidad, cada vez más grande.
 
4.- ¿Es posible tener pareja cuando una anda toda la vida subida a un avión y dando tumbos? ¿qué tipo de pareja busca una fotoperiodista… otro fotoperiodista? Un funcionario de prisiones? Un psiquiatra? O un bombero, o un leñador,… Jajajaja.
 
Sí, es posible. Y la prueba es que muchos compañeros y compañeras de profesión tienen pareja estable hace muchos años, e incluso hijos. Supongo que el secreto está en que tu pareja comprenda que tu profesión conlleva un estilo de vida muy particular y que tú comprendas que tu pareja no tiene el mismo ritmo de vida. Es una cuestión de ajustar ritmos y de quererse y de respetarse mutuamente. Pero está claro que ni es fácil ni es apto para todos los públicos.
 
5.- ¿Qué país/lugar te ha costado más fotografiar? ¿Por qué?
 
Aunque parezca un topicazo, lo que siempre me ha costado más fotografiar es mi propia ciudad. Supongo que es porque he dejado de verla con ojos curiosos, porque a pesar de ser maravillosa me cuesta encontrarle un enfoque original; para ello tengo que hacer un verdadero trabajo de abstracción. A la mayoría nos resulta más fácil sacarle partido a un saddhu de la India que al señor que vende el pan debajo de casa. Siempre he admirado a aquellos fotógrafos que tienen trabajos extraordinarios de sus lugares de residencia, de las situaciones cotidianas de su día a día. Tino Soriano, por ejemplo, tiene un trabajo excepcional sobre Banyoles, el lugar donde vive. Y hay cientos de fotógrafos que hacen fotografías maravillosas de los patios traseros de sus casas o de sus pueblos de cien habitantes.
 
6.- Roberto Iván Cano y tu sois los autores del precioso libro “Fotografía de aventura y en condiciones extremas” Más de doscientas páginas con fotografías impresionantes explicadas tanto para profanos como para profesionales. Si tuvieras que elegir una foto del libro,¿cuál elegirías? Y ¿por qué?
 
El Blog de Tailandia- Libro de Kris
 
Resulta muy difícil escoger una foto, ya que cada imagen tiene una vivencia muy intensa detrás que, como bien sabes, se explican en el libro. Pero quizás te diría que me quedo con las fotos que hicimos en Decepcion Island, en Antártida. Después de tantos años luchando por esta profesión —que me ha dado tantas alegrías y tanto aprendizaje, pero también tantas renuncias y disgustos— estar en aquel paraje perdido fotografiando pingüinos me produjo una profunda emoción. Se me saltaban las lágrimas a cada momento. Fue como una revelación, un “¿ves como vale la pena?.”
 
Antártida

Antártida

 
Maurice, el pingüino

Maurice, el pingüino

 
7.- ¿Para cuándo una segunda parte del libro???
 
Lo tenemos hablado y decidido. Pero el primer libro necesitó 7 años de trabajo y para el segundo aún nos queda mucho por hacer. Pero ya estamos en el camino. De momento, el próximo septiembre, nos vamos a Finlandia a perdernos en los bosques y a buscar osos.
 
8.- Fotográficamente hablando, ¿qué te gusta más de Tailandia?
 
Si esto lo has preguntado a varias personas intuyo que muchas habrán coincidido con la respuesta: la sonrisa de la gente, que es sincera y que es el mejor vehículo de comunicación no verbal que tienen los thais. Y cuando alguien sonríe de verdad, eso se ve en las fotos. Y otra cosa menos genérica fue la festividad del Loy Krathong, con la que los thais celebran el fin del monzón. Cientos de familias y amigos se reúnen en playas, lagos o ríos para dejar sus ofrendas en el agua. Después encienden los khom loy (linternas de papel) que se quedan flotando en el aire, miles de ellas. Fue una experiencia increíble fotográfica y personalmente hablando.
 
Linternas de Loy Krathong

Linternas de Loy Krathong

 
9.- ¿Ha cambiado mucho el mundo profesional de los fotógrafos?
 
Mucho no, muchísimo. Pero la esencia sigue siendo la misma: un fotógrafo cuenta una historia. Si esa historia es buena y existe la capacidad de contarla bien, da lo mismo que se haga con una cámara de carrete y que salga en un periódico en papel, que con la cámara del móvil y se publique en Instagram. Al final no es tanto cómo han cambiado los soportes o los lenguajes periodísticos, sino hasta qué punto se ha precarizado y banalizado la profesión. En eso sí que hemos ido a peor. A mucho peor.
 
10.- ¿Es más difícil para una mujer abrirse paso en la fotografía? ¿Qué fotógrafas te han impactado más en tu carrera?
 
No. No, creo que haya diferencias entre hombres y mujeres en este campo. Y matizo: cuando hablamos del s.XXI y cuando hablamos del primer mundo. A mí siempre me han impactado las mujeres que han roto moldes dedicándose a una profesión que —en el pasado o a día de hoy en muchos países— no resulta “adecuada” a su género. Hablo de fotógrafas, pero también de periodistas, de viajeras, de deportistas profesionales, de empresarias… Últimamente ha salido a la luz el trabajo de Vivian Mayer y me ha fascinado. Era niñera, en los años 40, en Estados Unidos (una profesión “adecuada” para una mujer de la época) y se dedicó a fotografiar todo lo que sucedía a su alrededor. Es un trabajo buenísimo que tiene una sensibilidad espectacular. Nunca fue reconocida como fotógrafa.
 
11.- En tu próximo viaje a Tailandia, que será próximamente, qué zona te apetece conocer?
 
Primero me voy a quedar 10 días en Bangkok, me apetece conocer más a fondo sus barrios y meterme, literalmente, hasta en las cocinas. Luego visitaré algunas islas del Golfo, probablemente Koh Phangan y Koh Tao. Mi idea es pasar unos días buceando para conocer la Tailandia que se esconde bajo el agua.
 
12.- Finalmente, completa las siguientes frases:
 
A lo largo de la vida fotografiaré a …. Muchas personas. Hace años que trabajo en un proyecto de retratos a trabajadores del mundo. Tengo ya unas cien instantáneas de barberos, escultores, sacerdotes, amas de casa, bailarines, granjeros, policías,… En Tailandia fotografié al mahout Pon con su elefanta Lucy.
 
Mr. Pon y Lucy

Mr. Pon y Lucy

 
El trabajo del que me siento más orgullosa es… intento que sea el que hago cada día. Me enorgullece que me llamen las más prestigiosas revistas para encargarme un reportaje, pero también que en mi pueblo cuenten conmigo para hacer algún trabajo a nivel local.
 
Me gustaría fotografiar a… mis abuelos. No les llegué a conocer y sería maravilloso tenerles delante y hacerles un buen book.
 
Mi idea de felicidad plena es… a pesar de lo aventurera que soy, me siento plenamente feliz cuando estoy en mi sofá, con mi chico y con mi gata (que por cierto se llama Pad Thai).
 
En un futuro muy, muy lejano, me gustaría jubilarme en… 6 meses en Barcelona y 6 meses en…Tailandia, por supuesto.
 
Perro thai con …cejas

Perro thai con …cejas

 
Podéis leer el post de Kris pinchando aquí