Amazing Thailand

Turismo de Tailandia_Loei-00015055

Nong Khai, puente hacia la Sonrisa

Uno de los destinos secundarios que recibe más de 100.000 turistas, Nong Khai, al noreste de Tailandia, espera al viajero como puerta de entrada y punto de partida a Laos y con una rica propuesta de naturaleza, cultura y tradición. ¿Quieres saber más? En nuestro post de hoy, os damos algunas claves para convertirla en una parada imprescindible en tu próximo viaje a Tailandia.

 

La ciudad fronteriza de Nong Khai acompaña a lo largo de 320 kilómetros al río Mekong, que marca su ritmo al ritmo de templos, cultura tradicional, paisaje y estilo de vida tradicional.

 
Turismo de Tailandia_Phu Huai Isan Hill, Nong Khai
 

Sin duda, uno de los acontecimientos más conocidos en la provincia y en Tailandia, es el Bung Fi Phaya Nak, conocido como “Bolas de fuego Naga”, un evento de carácter anual en el que misteriosas y brillantes bolas de luz se alzan desde dentro del río Mekong. Generalmente, el fenómeno coincide con el fin del Vassa o Cuaresma Budista, que dura unos tres meses, de julio a octubre, y la serpiente mitológica Naga. Según las leyendas locales, en función del calendario lunar, Naga lanza las bolas incandescentes para saludar a Buda en su visita a la Tierra.

 
Turismo de Tailandia_Nong-Khai-00016199
 

A la hora de visitar la ciudad y la provincia, uno de los puntos más atractivos por su significado y por su historia, es la Sala Kaeo Ku, también conocido como Buda Park.

 

Este museo al aire libre de monumentos religiosos, se encuentra ubicado a 3 kilómetros de la ciudad y está bajo la responsabilidad de la Asociación Budista de Nong Khai. Construido íntegramente en piedra, bajo la inspiración del artista de Laos, Luangpu Bunluea Surirat, se apoya en el concepto de la enseñanza de convivencia entre religiones. El visitante podrá contemplar representaciones de Buda, dioses hindúes, iconos cristianos y figuras de los personajes de la epopeya Ramayana y de cuentos populares.

 
Turismo de Tailandia_Sala Kaeo Ku or Khaek Temple   Nong Khai
 

Otro de los grandes atractivos de la provincia es el Puente de la Amistad Thai-Lao. Inaugurado en 1994, se trata del primer puente internacional a través del río Mekong y representa la buena sintonía entre ambos países.

 
Turismo de Tailandia_Nong-Khai-00012729
 

La Naturaleza también está presente en cada rincón de la provincia. Los diferentes niveles de la cascada Namtok Than Thip, que alcanzan hasta los 100 metros, son una de las postales más bonitas de Nong Khai. Por su parte, la mejor época para visitar la cascada Namtok Than Thong, que desemboca hacia el río Mekong, es la temporada de lluvias.

 
Turismo de Tailandia_Nong-Khai-000030
 

Pero sin duda, el color verde del Santuario de Vida Salvaje de Phu Wa trasladará al viajero al encanto natural puro del País de la Sonrisa. Situado a 150-300 metros por encima del nivel del mar, cuenta con un área de alrededor de 186 km2 que casi limita con Laos. Bosques tropicales de hoja caduca, hoja perenne o húmedos colorean la reserva, donde también se encuentran cascadas, majestuosas cordilleras montañosas, formaciones rocosas o campos de hierba.

 

En un ambiente donde se respira paz y tranquilidad, entre naturaleza, se levanta el templo Wat Hin Mak Peng, con vistas al río Mekong, en la frontera entre Tailandia y Laos, dedicado a un conocido maestro budista de Isan. Por su parte, en la antigua pagoda Phra Tad Bangpuan, de 34 metros de altura, se conservan sagradas reliquias budistas, así como una inscripción en piedra y un pequeño estanque de agua que servía para bendecir a los antiguos señores de la ciudad.

 
Turismo de Tailandia_Nong-Khai-000019
 

En Wat Pho Chai, se venera una imagen de Buda de oro muy respetada en Nong Khai, Luangpho Phra Sai que recibe a los fieles sentado con las piernas cruzadas en posición para someter a Mara, el demonio del budismo. También es el hogar de Phra Sai, a la que cada año, homenajean los tailandeses con la feria del cohete o Bun Bang Fai.

 
Turismo de Tailandia_Nong-Khai-000016
 

Sin duda, un nuevo destino por descubrir. ¡Feliz jueves!