Amazing Thailand

El Blog de Tailandia - Foto PORTADA

¿Cómo son los tailandeses?

Un país que se reconoce mundialmente por ser el “País de la Sonrisa” debe de ser por algo… Hemos escuchado hablar de la amabilidad thai y es cuando llegas allí y te reciben en el aeropuerto, en el hotel, tu guía o tu primera visita cultural, cuando te das cuenta de la alegría y felicidad que desprenden sus gentes.
 
Sanuk es la palabra tailandesa para referirse a la diversión y en Tailandia incluso el trabajo debe tener algún elemento de Sanuk. Los thais viven más el momento y es en parte, por este deseo de hacer Sanuk de donde deriva la conocida sonrisa tailandesa.
 

El Blog de Tailandia - SANUK

El Blog de Tailandia – SANUK Foto APF

 
En el post de hoy vamos a dar algunas pinceladas acerca de su comportamiento, costumbres y hábitos que llevan a cabo en su vida diaria.
 
La familia y seres cercanos
 
Los thais dan un alto valor social a la familia por encima de todo, tanto es así, que desde que son niños se les enseña el respeto a sus mayores a nivel social y familiar. Cuando reciben invitados los tratan desde el minuto uno como si fueran de la propia familia, los respetan e intentan agradarlos en todo momento.
 
El Blog de Tailandia - La familia

El Blog de Tailandia – La familia

 
Reglas de conducta
 
Al practicar una religión budista se ve reflejado en su día a día siguiendo los preceptos de la misma, por lo que tienen muy en cuenta las formas, la cortesía, la corrección en el trato y la conducta. Ellos buscan una convivencia en la que reine la armonía respetuosa y pacífica, evitan el enfado y la confrontación de las personas (ya que los espíritus se pueden enfadar) y en el caso de que ocurra siempre se debe llegar a un acuerdo entre las partes, para que nadie se ofenda y mucho menos, se dañe su reputación en la propia sociedad tailandesa.
 
El Blog de Tailandia - Ofrendas a ancianos

El Blog de Tailandia – Ofrendas a ancianos

 
Hábitos sociales
 
Los tailandeses no saludan de la misma manera que en occidente, esto quiere decir que no escucharás un buenos días o buenas noches, ellos utilizan la palabra Sawadee, tanto para el día como para la noche. Y acompañando a esta palabra las manos deben de ir juntas y bajarán la cabeza un poco (este saludo de llama Wai) que se deberá devolver de la misma forma. Cuanto más se suben las manos más respeto se muestra. Una curiosidad… es que a los thais no le gusta la gente ruidosa, que utiliza gestos exagerados y desean ser el centro de atención.
 
El Blog de Tailandia - Saludo

El Blog de Tailandia – Saludo

 
Cuando se hacen visitas se tratará con gran respeto a la persona del rango social más alto o de mayor edad. Los tailandeses se dirigen entre sí según sus nombres de pila, precedidos por Khun y se reservan los apellidos para las situaciones formales. Es normal que tengan un apodo para que nos resulte más fácil nombrarles… así nos encontramos apodos como Toi, Koi, Apple, Jum o Jin.
 
Cuando visitéis un templo que no os sorprenda que os tengáis que deshacer de vuestro calzado, es lo habitual, al igual que tendréis que tener especial cuidado con no pisar el umbral ya que se cree que el alma reside allí. Por otro lado, también habrá que ir convenientemente vestido con camisas y blusas con mangas, así como faldas y pantalones cortos por debajo de las rodillas.
 
El Blog de Tailandia - Saludo Foto DAB

El Blog de Tailandia – Saludo Foto DAB

 
Al igual que en la mesa os encontraréis siempre tenedor y cuchara, que utilizan con la mano derecha la cuchara a modo de cuchillo (occidental) y con la izquierda el tenedor que sirve para empujar y poner la comida en la cuchara. No olvidéis que es de mala educación llevar el tenedor a la boca, aunque esa norma es solo para ellos, ya que son muy condescendientes con los extranjeros. Nos suelen utilizar cuchillos porque los alimentos que toman se sirven troceados la mayoría, es decir, que el cuchillo de sierra para el chuletón es algo que solo verás en España.
 
El Blog de Tailandia - A la mesa Foto DAB

El Blog de Tailandia – A la mesa Foto DAB

 

Y sin duda lo que no faltará nunca en la cara de un thai es su SONRISA, no les verás cabreados y siempre te hablarán de una forma amistosa. ¡SANUK PARA TODOS!