Amazing Thailand

Kanchanaburi

KANCHANABURI imagen post

Debido a su magnífico paisaje y su gran belleza natural, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico en Tailandia con grandes atractivos en forma de cascadas, cuevas y grutas – una vez habitadas por el hombre del neolítico- parques nacionales vírgenes, ríos tranquilos, bosques frondosos y varias reservas naturales. Todos ellos ofrecen una experiencia fascinante tanto para el turista que visita por primera vez Tailandia como para el que repite. Kanchanaburi propone todo tipo de actividades para descubrir y disfrutar de la Naturaleza: pesca, rafting, piragüismo, bicicleta, observación de aves, observación de estrellas, golf, paseos en elefante, trekking por la selva, o incluso, vivir en una balsa de bambú.

El terreno del norte y el oeste de Kanchanaburi se compone principalmente de montañas y llanuras altas, con la cordillera Thanon Thongchai que actúa como frontera natural entre Tailandia y Myanmar. La cordillera es el origen de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi: Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el conocido Maenam Mae Klong. La ciudad se sitúa en la confluencia de estos dos ríos, en el nacimiento del río Mae Klong, todos ellos esplendorosos cuerpos de agua que definen su estructura. Como resultado de estos grandes ríos y tres de los embalses más grandes de Tailandia, Kanchanaburi cuenta con algunas de las cascadas (Namtok) más grandes de Tailandia, así como una serie de santuarios de vida salvaje. La atracción natural más representativa de Kanchanaburi es posiblemente el paso de las Tres Pagodas o “Three Pagodas Pass”, una ruptura en la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Myanmar.

A lo largo de la ruta comercial por tierra desde la India, se pensó que el budismo llegó primero a Tailandia a través de este camino alrededor del siglo III. Más tarde, toda la provincia y la ruta fueron controladas por el Reino Khmer de Angkor en el siglo XIII, que levantó una fortaleza (un templo Khmer que ha sido restaurado como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar en la zona, aunque fue a través de esta senda por donde los birmanos atacaron con frecuencia el Reino de Siam y finalmente arrasaron la capital de Ayutthaya.

En la Segunda Guerra Mundial, los japoneses construyeron un ferrocarril mediante trabajos forzosos de sus prisioneros de guerra occidentales. Lo que se conoció más tarde como “el ferrocarril de la muerte”, cuenta con una línea con el tristemente célebre puente que cruza el río Kwai, que se convirtió en el tema de una película ganadora del Oscar. Cerca de él, hay un cementerio de aliados fallecidos en la guerra y un museo. El área del paso de las Tres Pagodas es también el hogar de numerosas tribus de las montañas y de otros grupos minoritarios que residen en la zona como refugiados sin ciudadanía y en tierra de nadie. Para los visitantes, es posible obtener un visado temporal de un día para cruzar la frontera de Myanmar y comprar algunos recuerdos del viaje.

En términos económicos, Kanchanaburi ha estado prosperando durante años. Sus industrias más importantes son el azúcar, los productos agrícolas y la joyería. El turismo es también una fuente de ingresos fundamental para los locales, aunque la mayoría se dedica a la agricultura. Los habitantes de la provincia pertenecen a los pueblos Thai, Mon y Karen y la mayoría habita en zonas rurales disfrutando de una vida simple y respetando la naturaleza. Asimismo, la música y danzas populares, que datan de al menos 500 años, existen todavía en la actualidad.
A sólo dos horas de Bangkok, Kanchanaburi es accesible por carretera o tren. De hecho, existen trenes especiales que se combinan con excursiones de un día durante los fines de semana y días festivos a un precio razonable y permiten al viajero disfrutar de una jornada llena de aventuras y en contacto con la Naturaleza. Todo ello favorecido por el clima de Kanchanaburi, fresco por la altitud y su naturaleza, dotada de bosques y ríos que suponen un respiro frente al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, capital de la provincia del mismo nombre, es un centro turístico popular, pintoresco y digno de visita por derecho propio y es visitada con frecuencia como base de operaciones para explorar las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de sus alrededores. La ciudad original de Kanchanaburi fue establecida por el rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, los cuales podían utilizar la antigua ruta de invasión a través del paso de las Tres Pagodas en la frontera de Tailandia y Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, el casco antiguo de Kanchanaburi se encuentra cerca de Ban Lat Ya, un pequeño pueblo situado a unos 16 kilómetros al norte de la actual ciudad. La presente capital de provincia es una ciudad relativamente nueva, construida por el rey Rama III en 1833. La ciudad en sí misma es un destino ideal para relajarse, contemplando las maravillosas vistas al río desde una balsa o desde un restaurante. La mayoría de sus visitantes pueden optar por tomarse un respiro con una bebida fría o un buen libro junto al río. Muchos de ellos visitan la ciudad por un par de días pero otros permanecen durante semanas para explorar los muchos atractivos de sus alrededores. Y es que Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.

MAPA