Amazing Thailand

El Blog de Tailandia-Foto portada

EL ASCENSOR TAILANDÉS (Un recorrido ascendente y descendente por Tailandia)

PLANTA CALLE: ¡Esto sí que es enorme! Salgo del ascensor y me encuentro mercados de todo tipo: thai, chinos, que se diferencian claramente por el tipo de alimentos y olores, pero todos igual de bulliciosos; mercados tradicionales, pero también mercados modernos… bolsos, tecnología, ropa, artesanía de este siglo y de toda la vida se mezclan en infinidad de puestos en los que siempre verás lo que querías y no encontrabas o que ni sabías que querías hasta que lo viste. Pero no sólo mercados, también hay restaurantes para todos los gustos, puestos de comida callejera ahora tan de moda, con crujiente y deliciosa comida expuesta ante nuestros ojos… y zumos; zumos de frutas exóticas recién exprimidas… Cargado de compras regreso a mi ascensor.
 

El Blog de Tailandia-Planta Calle

El Blog de Tailandia-Planta Calle Foto TAT

 
PLANTA SEGUNDO SÓTANO: Una, dos, tres fuertes inspiraciones. Se abre la puerta y descubro ante mí un mundo increíble: me encuentro sumergido varios metros bajo la superficie del mar. Unas aguas cristalinas y cálidas que hacen innecesario el neopreno. Anémonas, corales, esponjas de rutilantes colores son el fondo de la imagen sobre la que se deslizan, como si fuera el cielo, bancos de peces multicolores. De repente, una sombra oscurece mi visión. Al girarme veo pasar sobre mí, ingrávida, una mantarraya con su movimiento perpétuo, elegante y delicado a pesar de sus cinco metros de envergadura y más de mil kilos de peso. Quisiera seguir mirando pero me falta el aire y debo volver al ascensor.
 
El Blog de Tailandia - Planta Segundo Sótano - Foto TAT

El Blog de Tailandia – Planta Segundo Sótano – Foto TAT

 
PLANTA PRIMER SÓTANO: Las puertas vuelven a abrirse al nivel del agua, pero no es el mar. Se trata de un río y su mercado flotante. Decenas de embarcaciones cargadas de género, unas paradas y otras en movimiento muestran y venden su mercancía. Esta vez no sólo la vista con los colores de los productos y las ropas de los vendedores atraen nuestra atención; también los olores de las flores, especias, comidas… todo se compra y se vende en este especial mercado. Productos traídos de las pequeñas islas ribereñas y confeccionados artesanalmente: gorros hechos con hojas de palma, dulce huevo hilado, frutas exóticas. Es un lugar mágico y diferente.
 
El Blog de Tailandia-Planta sótano Primero - Foto TAT

El Blog de Tailandia-Planta sótano Primero – Foto TAT

 
PLANTA CUARTA: ¡Vaya cambio! Me encuentro encordado; escalando una pared de piedra que cae a plomo sobre un mar de esmeralda. La exuberante vegetación corona la pared de Krabi. Se trata de una meca en la escalada deportiva debido a la diversidad de niveles de sus vías y su paisaje sobrecogedor. Aventura y actividad física para quemar calorías y soltar adrenalina. Al regresar sé que me relajaré practicando yoga con mi maestro: dos actividades complementarias a pesar de la primera impresión.
 
El Blog de Tailandia-Planta cuarta - Foto TAT

El Blog de Tailandia-Planta cuarta – Foto TAT

 
PLANTA 30: Menos mal que se me ocurrió vestirme para la ocasión. Las puertas se abren y se despliegan ante mí las mesas, exquisitamente montadas, de un restaurante moderno y elegante. Me adentro en él hasta la terraza… Las vistas más allá de la barandilla me cortan la respiración; no sólo por el vértigo de encontrarme en uno de los rascacielos más altos de Bangkok, sino también porque la puesta de sol, púrpura, roja y anaranjada reflejada en los edificios de cristal de los alrededores me traslada a una de las escenas de la película “Blade Runner” en las oficinas de la “Tyrell Corporation”. Embobado me siento a la mesa. Solo diré que la cena no desmerece para nada con el espectáculo de la puesta de sol. Tras unas copas, regreso a mi ascensor.
 
El Blog de Tailandia-Planta 30 - Foto TAT

El Blog de Tailandia-Planta 30 – Foto ML

 
PLANTA PRIMERA: En esta planta y dependiendo de la hora del día, podemos seguir comprando si se abre a unos grandes almacenes. Eso sí, en este caso serán compras lujosas, exquisitas de primerísimo orden. No en vano estamos en uno de los “Mall” más exclusivos del mundo… hasta un Ferrari me podría llevar. No será el caso. Esta vez. De noche puede que la puerta se abra al bullicio de la música, las luces y el baile. Discotecas y pubs divertidos, excéntricos, modernos acogen tanto a locales como a los muchos visitantes…
 
El Blog de Tailandia-Planta primera - Foto ML

El Blog de Tailandia-Planta primera – Foto ML

 
PLANTA 55: Se abren las puertas una vez más. Tailandia no tiene fin…