Amazing Thailand

Helados de frutas - Foto APF

El desconocido mundo heladero en Tailandia

Helados para degustar somos conscientes de que hay en muchos países del mundo y con este post no queremos ofender a los “reyes del mambo italianos”, pero queremos enseñaros aquellos que solo podréis encontrar en Tailandia.
 
El país es un mundo en sí mismo de colores, especias, sabores y olores. Y en el mundo heladero no podía ser menos que los encontraras servidos en el típico cono, la modesta tarrina o el llamativo bollo caliente. Vamos a describirlos un poco mejor para que os hagáis a la idea y vuestras papilas gustativas empiecen a desarrollase o, lo que es lo mismo, se os haga “la boca agua” del gusto.
 
Haremos una selección dependiendo de cómo sea vuestra personalidad…
 
Para los clásicos…
 
Quizás el más típico de todos, el helado de coco, muy refrescante, económico y delicioso. Se puede servir en una galleta, en la cáscara del coco o en un cuenco, esto dependerá de donde lo tomes, si es un restaurante o en la calle. También es muy fácil de hacer ya que, por supuesto, lleva leche o jugo de coco en grandes cantidades, azúcar y coco rallado para darle el toque final. Una combinación especial y deliciosa que os recomendamos es el de coco y plátano, servido con topping´s de cacahuetes, fruta escarchada o maíz. TOP
 

Helado de Coco - Foto Migrationology.com

Helado de Coco – Foto Migrationology.com

 
Para los atrevidos…
 
El helado de durian, una de las frutas más típicas y sabrosas del sudeste asiático, también famosa por el olor que desprende a pesar de estar increíblemente buena. Se suele tomar en formato “polo” de toda la vida.
 
Helado de Durian - Foto Todotailandia.com

Helado de Durian – Foto Todotailandia.com

 
Para los dulzones…
 
Helado de lichí al jengibre, este árbol frutal típico de Asia, da un fruto rojizo similar a la uva y posee un alto contenido en azúcar. Su almíbar es exquisito y cuando se mezcla con la leche condensada y el jengibre rallado, la mezcla es pura explosión de dulzor.
 
Helado de Lichí - Foto Houseofhaos.com

Helado de Lichí – Foto Houseofhaos.com

 
Para los sanos…
 
Se pueden encontrar un sinfín de sabores pero los más “naturales” y que contienen en sus recetas menos azúcar como son el de té verde, menta y pistacho, jengibre, ciruela china o el de mango y piña a la lima.
 
Helados de frutas - Foto APF

Helados de frutas – Foto APF

 
El de piña a la lima se puede pedir de una forma muy original como es en un bollito similar a un brioche.
 
Helado Lima a la piña - Foto Ripitup.com

Helado Lima a la piña – Foto Ripitup.com

 
Para los innovadores…
 
Los famosos Ice Cream Rolls también conocidos como I-tim Pad en tailandés. Que se preparan en una plancha de acero a muy baja temperatura sobre la que se coloca el helado y los ingredientes que se elijan, mezclándolos bien hasta formar una masa congelada que se raspa con una espátula para formar unos canutillos que se sirven en tarrina. Si quieres ver este particular proceso te recomendamos que veas este vídeo
 
El Blog de Tailandia - Icre Cream Rolls - Foto Burpple.com rollitos

Icre Cream Rolls – Foto Burpple.com

 

Para los más pequeños…
 
El sabor más solicitado es el de coco pero se puede elegir entre sabores más comunes como son la vainilla o el chocolate, lo peculiar sin duda alguna de este helado es su presentación, en un pan de perrito caliente (Kanom Pan). ¡Lo que no hagan estos thais…!
 

Helado de coco en perrito - Foto kevineats.com

Helado de coco en perrito – Foto kevineats.com

 
Y después de hacer esta apetecible selección… Os preguntaréis…
 
¿Dónde se pueden encontrar?
 
Pues bien, es fácil desde los puestos callejeros, en las tienditas de vendedores locales, en heladerías, restaurantes y en famosos mercados como es el de Chatuchak en Bangkok o el mercado flotante de Amphawa.
 
Helados en el mercado flotante de Amphawa - Foto APF

Helados en el mercado flotante de Amphawa – Foto APF

 
Debido a las altas temperaturas y esa “humedad persistente”, siempre te apetecerá un fresquito y refrescante helado. Estamos seguros de que os dará tiempo a probar TODOS los anteriormente mencionados, ya seáis de una forma u otra…
 
¡Bon appetit amigos!