Amazing Thailand

Phanom Rung Sanctuary in Phanom Rung Historical Park, Buri Ram

Las mejores experiencias en Tailandia para el viajero independiente

Para muchos viajeros de todo el mundo, Tailandia es un plan de escape de ensueño. Sus limpias playas y sus solemnes pagodas atraen a familias, grupos de amigos y parejas por igual. Pero, además, existe un perfil de visitante que ha ganado cierto protagonismo poco a poco: el viajero individual.

 

Cientos y cientos de almas viajeras llegan a Tailandia en solitario, dispuestas a explorar todos sus encantos en pocos días. Otros ahondan en la experiencia, llevando a cabo un viaje de auto-descubrimiento, que llega a prolongarse varias semanas, antes de regresar a sus países de origen.

 

Ya seas de los que buscan un viaje fugaz que deje una profunda huella en ti, o una estancia más larga, te proponemos varias experiencias únicas que vivir en Tailandia para un viajero que viaja solo.

 
 

Medita en Wat Suan Mokkh, Surat Thani

 

La meditación es un método tradicional de relajación, reflexión y de conexión con uno mismo, que se recomienda encarecidamente al viajero con sed de espiritualidad. La técnica Vipassana, centrada en el control de la respiración y en la concentración mental, es una gran opción a tener en cuenta. Y el mejor lugar para practicarla es el Wat Suan Mokkh, en las afueras de Surat Thani.

 

Wat Suan Mokkh Surat Thani

 
 

Este templo-monasterio se ha convertido en un lugar muy popular entre los viajeros que buscan encontrar la paz interior. Hasta la fecha, y desde su fundación en 1989, ha recibido miles de personas. El Wat Suan Mokkh celebra retiros espirituales de diez días, que aprovechan el entorno natural del monasterio para favorecer la meditación con un riguroso programa de meditación.

 

Más información en: http://www.suanmokkh-idh.org/

 
 

Recorre los caminos de tierra de Isan

 

La paz interior y la conexión con el yo interno se puede conseguir de muchas maneras. Por eso, el viajero solitario puede también optar por entrar en contacto con la naturaleza para llevar a cabo su propio viaje de autodescubrimiento. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que en una de las áreas menos concurridas de Tailandia?

 

Phanom Rung Sanctuary in Phanom Rung Historical Park, Buri Rum

 
 

Isan es una región cercana a la frontera con Laos y Camboya. Debido a que no es un área de turismo de masas, todavía conserva mucho de su encanto original. Gracias a ello, los viajeros individuales podrán descubrir la cara tradicional del país. Las ceremonias de madrugada en las aldeas más alejadas del núcleo urbano, el Bun Bungfai Rocket Festival o el Festival de las Velas de Ubon Ratchathani son solo tres de los eventos recomendados para este perfil que se celebran en la región. Aunque si se busca algo típico, aconsejamos visitar las ruinas de Phanom Rung y Buriram, que no están muy lejos.

 
 

Devora las calles de Bangkok

 

Bangkok es una gran metrópolis, con amplias avenidas y áreas abiertas, pero también esconde una aventura para viajeros individuales en su corazón. El viajero individual puede adentrarse en su núcleo más antiguo y descubrir el pasado histórico de la capital de Tailandia, además de sus secretos.

 

Thai Street Food, Bangkok

 
 

La ciudad vieja está llena de thanons (calles), sois (callejuelas) y troks (callejas) y ninguno es igual a otro. En ellas se encuentra el auténtico sabor de la ciudad, literalmente hablando. Los carritos de comida que se encuentran en los pasajes que rodean la avenida de Sukhumvit ofrecen una amplia variedad de platos típicos a precios muy asequibles. Además, los vendedores suelen ofrecer también charla a los viajeros, por lo que es común acabar entablando amistad con los clientes habituales o con otros viajeros que también viajan solos.