Amazing Thailand

Turismo de Tailandia_Tra Phang Ngoen Temple is Located in Sukhothai Historial Park, Sukhothai

Una experiencia de cinco estrellas

Hoy en nuestro blog de Turismo de Tailandia, proponemos una experiencia de cinco estrellas recorriendo el país: Chiang Mai, los parques históricos de Sukhothai y de Si Satchanalai y Krabi como paradas obligatorias. Y a bordo de la aerolínea con la Mejor Clase Business del Mundo, Qatar Airways. ¿Se puede pedir más?

 

Se puede llegar a Tailandia de muchas maneras pero, sin duda, una de las mejores es hacerlo con Qatar Airways. La aerolínea qatarí dispone ya de cinco destinos en el País de la Sonrisa: Bangkok, Chiang Mai, Phuket, Krabi y Pattaya. Nosotros entramos a Tailandia por Chiang Mai y salimos por Krabi, siempre con la sonrisa puesta.

 
Turismo de Tailandia_A350_Hero_
 

Y es que no podía ser de otro modo. Al llegar al aeropuerto de Chiang Mai nos esperaba Tuk, nuestra amable guía durante el viaje, que nos llevó al hotel Dhara Dhevi. La experiencia en este lujoso hotel es insuperable: una inmersión en un antiguo Reino Lana del norte de Tailandia. Las enormes villas incluyen jardines privados, jacuzzis al aire libre y piano. El hotel bien merece combinar la visita de templos en la ciudad con quedarse a disfrutar de sus restaurantes (con especialidades china, francesa, italiana y tailandesa), piscina entre arrozales, un santuario-spa de más de 3.000m2, gimnasio, tenis y talleres en los que aprender a elaborar artesanía local, mientras te sientes transportado a los tiempos de la grandeza Lanna.

 

Copyright Dhara Dhevi

Copyright Dhara Dhevi

 

Además, tienen un Club para niños con actividades programadas durante todo el día. Y por la noche te recoges en tu amplia villa o pides que te acerquen al mercado nocturno de Chiang Mai, gracias a su servicio gratuito de “shuttle”.

 

La siguiente experiencia de lujo la vivimos en el moderno Hotel Boutique Akyra Manor, en el centro de Chiang Mai. En el ático de Hotel se encuentra el Rise Bar, uno de los bares más chics y con mejores vistas de Chiang Mai. En el Akyra Manor pudimos disfrutar de un buen cóctel y de una exquisita cena de fusión Italo-Thai en su restaurante Italics.

 
Turismo de Tailandia_Akyra_Manor
 

Nuestro siguiente destino, capitaneados por Tuk, fue en las cabañas de Lisu Lodge, en las montañas, a una hora de Chiang Mai. Allí descubrimos cómo recolectar té y cómo viven los tailandeses de pequeñas aldeas, durmiendo en unas cómodas cabañas de bambú construidas en armonía con el paisaje de arrozales que las rodea.

 

Copyright Lisu Lodge

Copyright Lisu Lodge

 

Las joyas arquitectónicas que visitamos fueron los parques históricos de Sukhothai y de Si Satchanalai que, desde 1991, son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En los parques se respira paz. Por suerte para nosotros, pocos turistas occidentales llegan a visitar estos maravillosos centros históricos, con caminos que puedes recorrer a pie, en bici, tuk-tuk eléctrico o trenecito, así que pudimos disfrutar de una visita casi en exclusiva y de una puesta de sol mágica sobre las montañas que rodean los templos.

 
Turismo de Tailandia_Chedi Ched Thaeo Temple in Si Satchanalai Historical Park, Sukhothai
 

La guinda del pastel fue la reserva de Ritz-Carlton en la que nos alojamos en Krabi, el Phulay Bay. La primera sorpresa es que el hotel no dispone de recepción, la bienvenida a los huéspedes se realiza en una agradable sala abierta rodeada por agua y más de 1.000 velas. Allí te presentan al que será tu “Butler”, un asistente personal, que te acompaña a tu villa y te explica todos sus secretos. Uno de los mejores sitios del Phulay Bay es su Sunset Bar. Allí disfrutamos de otra increíble puesta de sol. La vida no podía ser más maravillosa, pero aún nos esperaba otra grata sorpresa.

 

Copyright Phulay Bay

Copyright Phulay Bay

 

En nuestro vuelo de vuelta, Qatar Airways nos hizo un upgrade a Business. El mejor modo de sentarse a disfrutar de más de 4.000 opciones de entretenimiento a bordo y una gastronomía exquisita, mientras recordábamos los buenos momentos vividos con el grupo y nuestra guía Tuk, así como el excelente trato que tuvimos allá donde fuimos. Una experiencia de cinco estrellas, siempre con la sonrisa puesta.

 
Turismo de Tailandia_Qsuite